Especialidad de aparato digestivo. ¿Como es?

Con el desarrollo de la medicina a lo largo de la historia la cantidad información y el número de técnicas han ido en aumento. Esto ha hecho que desde hace varias décadas sea una labor imposible el que una sola persona las conozca todas y sea capaz de aplicarlas. Con el fin de solucionar este problema, al crecer el árbol y ramificarse  aparecieron las especialidades médicas, entre ellas, la especialidad de aparato digestivo.

También se conoce como gastroenterología y hepatología o digestología, y tiene el objetivo de diagnosticar y tratar buscando el mayor beneficio para los pacientes. Aunque esto es solo la base, pues a lo largo del presente artículo vamos a ir desgranando y explicando detalladamente todos sus componentes.

Tenemos el objetivo de mostraros la organización, la aplicabilidad y el tipo de trabajo que se realiza a diario en aparato digestivo. Por otra parte, queremos que estas líneas también sirvan de ayuda a los futuros médicos que se encuentran indecisos ante la elección de una especialidad.

¿Qué se hace en la especialidad de aparato digestivo?

La especialidad de aparato digestivo, como su propio nombre indica, está centrada en las enfermedades que pueden afectar al tracto digestivo y los órganos asociados. Dentro de estos tenemos el esófago, el estómago, el intestino delgado y grueso, el hígado, las vías biliares y el páncreas. En vista de ello podemos ir intuyendo el grado de complejidad de esta especialidad, así como los diversos medios de diagnóstico y tratamiento empleados.

Especialidad aparato digestivo

En general, la especialidad de aparato digestivo se compone de tres pilares básicos; la hospitalización, la consulta y las pruebas. A esto hay que añadirle la investigación, la docencia y las labores de gestión, aunque pueden variar dependiendo de cada médico y hospital. Para entenderlo mejor, vamos a ir detallando cada punto.

Consulta de aparato digestivo

En la consulta es donde tenemos el primer contacto con la mayoría pacientes, derivados habitualmente por atención primaria u otras especialidades. Si se trata de un paciente nuevo, procedemos a comentar el problema y decidir que pruebas y/o tratamientos serían necesarios. Por el contrario, en las revisiones se valoran los resultados y la evolución clínica.

Entre los motivos más frecuentes por los que acude un paciente a las consultas de la especialidad de aparato digestivo destacan los siguientes.

Por otra parte, dependiendo de la complejidad y organización de cada hospital, es probable que las consultas se dividan en generales y especializadas o monográficas. En estas últimas se realiza el manejo y seguimiento de enfermedades concretas. Por ejemplo, de la enfermedad inflamatoria intestinal, hepatitis, trasplante hepático, trastornos motores del tubo digestivo, endoscopias, cáncer de hígado, cirrosis…

Residencia digestivo

Hospitalización de aparato digestivo

En la planta de hospitalización de la especialidad de aparato digestivo ingresan los casos de mayor gravedad o aquellos que son más preocupantes. Por lo general se trata de pacientes que requieren un control estrecho, realizarse pruebas con rapidez o necesitan medicación compleja. En este caso los pacientes están vigilados las 24 horas, contando siempre con un equipo completo de sanitarios a su disposición.

Dentro de las causas más frecuentes de ingreso en un servicio de aparato digestivo encontraríamos los siguientes ejemplos.

  • Hemorragias digestivas
  • Pancreatitis
  • Cirrosis y sus complicaciones
  • Pacientes graves con enfermedad inflamatoria intestinal, ya sean colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn.
  • Presencia de piedras en las vías biliares (coledocolitiasis) o con inflamación de la vesícula biliar por estas (colecistitis).
  • Pacientes con un fallo agudo del hígado por distintas causas.

Dependiendo de la complejidad del hospital, sobre todo si es uno de tercer nivel, es probable que existan otras áreas de ingreso más específicas. Por ejemplo, si es un centro en que se realizan trasplantes, deberá contar con una unidad de trasplante hepático. También puede contar con una unidad de cuidados intermedios, destinada a pacientes muy graves que no están tan mal como para entrar en cuidados intensivos.

Hospitalización digestivo

Por último, no debemos olvidarnos de los ingresos programados y el llamado hospital de día. En ambos casos los pacientes acuden a realizarse pruebas o a recibir tratamientos. La diferencia está en que en el primero se deben quedar ingresados una vez completado el procedimiento, mientras que en el segundo no es necesario.

Pruebas de aparato digestivo

Las pruebas de la especialidad de aparato digestivo generan gran interés, no solo entre los pacientes, sino también entre los propios médicos. De hecho, es un elemento diferenciador que hace que muchos estudiantes terminen por elegirla. Además, debemos destacar que no solo sirven para diagnosticar, sino también para tratar. Entre ellas encontramos las siguientes.

  • Endoscopias: es uno de los pilares principales de la especialidad de aparato digestivo. Sirve para el estudio completo del tubo digestivo, así como las vías biliares y pancreáticas. Además, permite el tratamiento de un amplio rango de patologías y juega un papel muy importante en la prevención de tumores. Las principales técnicas son la gastroscopia, la colonoscopia, la cápsula endoscópica,  la ecoendoscopia y la colangioprancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE).
Gastroscopia especialidad aparato digestivo
  • Ecografía abdominal: utiliza una sonda que emite ultrasonidos para valorar las distintas estructuras del abdomen. Es de gran utilidad para ver el estado del hígado y de la vía biliar. Esta técnica es indolora y no produce radiación, por lo que es muy segura.
  • Fibroscan: funciona de forma similar a la ecografía con la diferencia de que solo valora el grado de rigidez del hígado y los niveles de grasa.
  • Biopsia hepática: se emplea una aguja guiada por ecografía para para tomar muestras de tejido del hígado.

Docencia e investigación

La docencia y la investigación son dos elementos que no siempre tenemos en cuenta a la hora de hablar de nuestra especialidad. Quizás sea porque es algo que tenemos asumido y que se integra en el día a día del resto de elementos que ya hemos comentado. Sin embargo, debemos darle la importancia que se merece, aunque no todos tengamos la obligación ni el deber de desarrollarlos y aplicarlos.

En los hospitales universitarios y en los centros que forman a residentes, la labor docente es una parte destacada de nuestro trabajo. De hecho, somos los responsables de motivar, ayudar y educar a las nuevas generaciones de médicos.

En cuanto a la investigación, la capacidad de un servicio para desarrollarla va a depender de los recursos que estén a su disposición. En este grupo se incluyen tanto los humanos como los materiales. A pesar de esto, con buenas ideas y algo de tiempo se pueden obtener estudias de alta calidad y evidencia científica. El problema es que, al menos en nuestro medio, esta labor está poco reconocida y precisa de bastantes sacrificios, incluyendo el tiempo personal.

Docencia investigación medicina

¿Cómo es la formación en la especialidad de aparato digestivo?

Aunque con muchos elementos en común, la formación en la especialidad de aparato digestivo puede variar dependiendo del lugar donde se realice. Estas diferencias pueden aparecer entre países, e incluso entre hospitales dentro de un mismo país. Sin embargo, existen una serie de objetivos comunes que todo residente debe ir cumpliendo a lo largo de su aprendizaje.

En la base de la formación encontramos un elemento que es fundamental y debería ser común en todas las especialidades. Algo tan simple y a la vez tan complejo como aprender el funcionamiento del hospital y comenzar a relacionarse con el personal que lo integra. Es importantísimo desarrollar la capacidad para trabajar estrechamente con profesionales de otros ámbitos, ya sean de enfermería, auxiliares, secretaría e incluso cocina o limpieza. De hecho, todos formamos parte de la gran familia que mueve los mecanismos para que la sanidad funcione. Y, aunque parezca imposible formar un puzle con tantas piezas diferentes, dándole el valor adecuado a cada una conseguiremos resolverlo.

En el segundo escalón encontramos aquello sin lo que la medicina no tendría ningún sentido, el paciente. Debemos aprender a escuchar, razonar, comprender, empatizar, explicar… y un sinfín de expresiones que nos ayuden a que confíen en nosotros. Se trata de la ciencia de las relaciones humanas, siendo igual de importante o más que acertar de primeras con la parte clínica. 

Residencia digestivo

Respecto a la formación más académica en la especialidad de aparato digestivo, el objetivo es que progresivamente se adquieran determinados conocimientos teóricos y prácticos. La complejidad de los mismos va acorde al paso de los años, debiendo demostrar su capacidad para aplicarlos en la vida real. Por último, los residentes pueden solicitar completar su formación en otros hospitales, ya sea a nivel nacional o internacional, en las llamadas rotaciones externas.

Itinerario formativo

El itinerario formativo en esta especialidad no depende únicamente de aparato digestivo, sino que también participan otros servicios, especialmente al principio. Por ejemplo, es frecuente pasar por medicina interna, radiología, nefrología, nutrición, urgencias o la unidad de cuidados intensivos (UCI). Con esto conseguimos fortalecer las bases sobre las que ir edificando el rascacielos de conocimientos que tendremos que ir adquiriendo. En algunos centros se hacen todas seguidas, mientras que en otros se intercalan con las rotaciones correspondientes a digestivo.

Para dejarlo más claro vamos a poner un ejemplo de cómo podría desarrollarse un plan docente.

  • Primer año: medicina interna, nefrología, radiología, nutrición y planta de digestivo.
  • Segundo año: endoscopias, planta de digestivo, consultas, ecografía.  
  • Tercer año: UCI, endoscopias, planta de digestivo y consultas, rotación externa (unidad de cuidados intermedios, unidad de trasplante hepático).
  • Cuarto año: planta de digestivo, consultas monográficas, endoscopia avanzada.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta la parte de la residencia que puede resultar más dura, las guardias. Prácticamente desde el primer minuto que pisamos el hospital tendremos que “sufrirlas”, aunque seguro que al final dejan grandes recuerdos y, sobre todo, mucha experiencia. Dependiendo de donde nos encontremos estas pueden ser de urgencias, de planta general o de la especialidad de digestivo.

¿Tiene guardias la especialidad de aparato digestivo?

La especialidad de aparato digestivo sí tiene guardias, aunque no en todos los hospitales son iguales. Lo más frecuente es que sean no presenciales, destinadas exclusivamente a realizar un procedimiento endoscópico que no se pueda demorar. Esto significa que el médico debe estar disponible y localizado durante el tiempo que dure la guardia por si tiene que acudir al centro por una urgencia.

En cuanto a las guardias de presencia, como su nombre indica, el médico debe encontrarse en el hospital durante toda la guardia. Esta modalidad es casi exclusiva de los hospitales de mayor complejidad (tercer nivel). En ellas el digestivo es responsable de sus pacientes ingresados, de las urgencias que puedan llegar y de las posibles pruebas que haya que realizar.

Guardia hospital

Por último, en algunos centros más pequeños es posible que al digestivo se le ofrezca la posibilidad de realizar guardias de medicina interna. Esto suele ser debido a la falta de personal y la necesidad de disponer de un médico todos los días. 

¿Por qué elegir la especialidad de aparato digestivo?

Está sería la pregunta del millón en este artículo. Al responderla queremos ayudar tanto a los indecisos como a todos aquellos que alguna vez se han planteado hacer la especialidad de aparato digestivo. Por un lado, teniendo en cuenta que no partimos de una posición neutra, vamos a intentar dar una respuesta lo más objetiva posible. Por otro, debemos destacar que nuestra experiencia va a aportar una visión mucho más clara y detallada.

En primer lugar debemos tener en cuenta la gran cantidad de contenido que abarca esta especialidad. Y no solo mirando la parte puramente médica, sino también por la variedad de pruebas diagnósticas y técnicas de tratamiento de las que dispone. Para unos esto puede suponer un reto, aunque también es una gran ventaja y uno de sus puntos fuertes.

Otro de los elementos diferenciadores lo encontramos en las endoscopias. Teniendo en cuenta los distintos procedimientos y la curva de aprendizaje de cada uno, se podría llegar a considera incluso una especialidad independiente. Además, amplía enormemente las distintas salidas laborales, al poder abarcar una oferta mayor, puesto que la demanda de este tipo de pruebas es muy elevada.

Como vemos, aparato digestivo se adapta a los gustos e intereses de cada médico, aportando flexibilidad profesional y contenido variado. De esta forma logra satisfacer tanto a aquellos con un perfil más clínico, como a los que buscan algo más práctico o los que quieren combinar ambas opciones.

Por último, no podemos olvidarnos de la parte negativa. Al tratarse de una especialidad tan amplia muchas veces tendremos la sensación de ser incapaces de cubrir todas las áreas. Además, hay que tener en cuenta la complejidad de los pacientes, que en muchas ocasiones son derivados con molestias y trastornos abdominales inespecíficos que resultan complicados de descifrar.

¿Dónde hacer la especialidad de aparato digestivo?

Para elegir el lugar donde realizar la especialidad de aparato digestivo hay que tener en cuenta varios factores. Lo primero a destacar es que el hospital donde hacemos la formación, en la inmensa mayoría de ocasiones, no será el lugar donde acabemos trabajando. Debido a esto, lo que debemos tener en cuenta al elegir es que el centro satisfaga nuestras necesidades de aprendizaje, sin mirar más allá. Obviamente en los centros de mayor tamaño habrá muchos más recursos, más variedad de patologías y mayor complejidad de las mismas. Sin embargo, los centros pequeños suplen estas carencias enviando a sus residentes de rotación externa a esos hospitales.

Hospital digestivo

Por otro lado un punto importante en el periodo formativo son las guardias. Debemos saber de qué tipo son y si podemos librarlas, es decir, descansar tras pasar un día entero en el hospital. Aunque es un derecho plenamente reconocido, la triste realidad es que en muchos sitios utilizan la excusa de que se pierde formación para no permitirlo. Esto va contra la ley y atenta contra la propia salud de los profesionales. 

También hay que tener en cuenta otros aspectos que pueden parecer superfluos pero que son fundamentales, como la convivencia y el ambiente del hospital. No es igual ir a trabajar con una sonrisa en la cara que ir con el gesto torcido pensando en el recibimiento de cada mañana.

Por último, si hacer esta especialidad siempre ha sido tu sueño pero no tienes muchas opciones de elegir nuestro consejo es muy claro. Coge lo que puedas y dedícate en cuerpo y alma, pues para una correcta formación son más importantes nuestra actitud y capacidades que el donde.

¿Se puede hacer una superespecialidad en aparato digestivo?

Dependiendo de los intereses y gustos de cada médico, en ocasiones también por necesidad, existe la posibilidad de superespecializarse en algún área específica de digestivo. Esto sucede de forma menos marcada en los hospitales secundarios y queda patente en los hospitales terciarios, donde los servicios se estructuren en secciones. De esta forma, podemos distinguir la sección de gastroenterología, hepatología, endoscopias, trasplante, agudos. Incluso dentro de ellas pueden existir más categorías, con profesionales altamente cualificados que son expertos en esa materia.

En aparato digestivo, dado lo extensa que es la especialidad, es recomendable decantarse por un área en concreto. Sin embargo esto no significa que haya de olvidar o descuidar el resto, todo lo contrario. Tan importante es ser buenos en lo nuestro como estar al día en lo demás, puesto que todo está conectado de una u otra forma.

Nuestro consejo

Con este artículo os hemos intentado acercar un esquema breve de nuestra actividad diaria. La especialidad de aparato digestivo es una de las más completas en la rama de las llamadas “médicas”. Uno de sus pilares principales son las pruebas diagnósticas, siendo la más destacada la endoscopia, sin olvidar la variedad de órganos que trata. Además, el tener tantas posibilidades hace que aumenten enormemente las salidas laborales, facilitando encontrar trabajo y reduciendo el riesgo de quedarnos en paro.

Doctora

Si te gusta la parte clínica pero también te interesa realizar intervenciones, sin duda alguna esta especialidad puede ser una gran opción. Además, con la superescialización y el desarrollo tecnológico tiene un gran futuro por delante, con muchas posibilidades de desarrollo.

Fuentes

How to Incorporate a Chief Fellow into a Gastroenterology Fellowship Program. Gastroenterology. Septiembre 2020.

Itinerario Formativo M.I.R. de Medicina de Aparato Digestivo. Hospital General Universitario Gregorio Marañón.

Formación MIR en aparato digestivo. El punto de vista de los residentes. Gastroenterología y hepatología. Octubre 2020.

Si te ha resultado interesante puedes compartir el contenido

Suscríbete a las noticias del blog

Responsable: Rodrigo Borobia Sánchez
Finalidad: los datos nos sirven para enviar la newsletter
Legitimación: tu consentimiento
Destinatarios: tus datos los guardará Mailchimp, nuestro proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy
Derechos: tendrás derecho de acceso, rectificación y supresión

Deja un comentario